Aceite de Oliva Virgen Extra

l aceite de oliva es uno de los alimentos imprescindibles en la dieta mediterránea, reconocida mundialmente por sus beneficiosos efectos sobre la salud ya que ha contribuye a mejorar la calidad y esperanza de vida de todos los que la siguen.


De entre los alimentos que componen la dieta mediterránea: aceite de oliva virgen extra (AOVE), frutas y frutos secos, verduras, legumbres, y pescado, es el AOVE el que juega un papel más importante en cuanto a conseguir la longevidad y bienestar de los que lo consumen.

En España tenemos la suerte de disponer desde tiempos ancestrales de este alimento en cantidad y calidad, desde siempre forma parte de nuestra dieta y de nuestra gastronomía resultando común en la preparación de la gran mayoría de platos. Hoy en día no sólo se utiliza en los hogares sino que hace tiempo ha dado el salto a la alta cocina y se ha convertido en imprescindible para la mayoría de chefs del mundo.

El aceite de oliva es el zumo de la aceituna, fruto del olivo. Es, por tanto, un aceite vegetal. Dado que prácticamente la tercera parte de la pulpa es aceite resulta sencillo extraerlo, normalmente por medios mecánicos de presión sin adición de ningún tipo de química.

El aceite de oliva, como aceite vegetal que es, reúne propiedades características de este tipo de aceites en concreto el 99,90% de su composición son grasas vegetales y por esta razón carentes de colesterol, contiene calorías pero de buena calidad ya que provienen de grasas insaturadas y principal monoinsaturadas que son las que protegen nuestra salud.

Las grasas (lípidos) son indispensables para la vida ya que además de sus cualidades de aporte de energía al metabolismo, facilitan el transporte y absorción de parte de las vitaminas, especialmente las liposolubles.

El AOVE es pues uno de los alimentos más completos que tenemos, completamente natural y sin aditamentos, hay numerosas variedades en función del tipo de aceituna del que se obtiene pero todas ellas aportan los mismos beneficios para nuestra salud.



Beneficios del AOVE: De entre los numerosos beneficios para nuestra salud que aporta el AOVE, destacamos los siguientes:


  1. Elevado poder antioxidante: el alto contenido polifenoles y antioxidantes naturales reduce hasta en un 41% el riesgo de sufrir un accidente cerebrovascular y en un 9% la probabilidad de tener un problema cardíaco.
  2. Ayuda a prevenir las enfermedades cardiovasculares gracias a los ácidos grasos presentes en el aceite de oliva virgen, especialmente el ácido oleico, que contribuyen a reducir los niveles de colesterol LDL (colesterol malo), mientras que aumentan los de colesterol HDL, o colesterol bueno, incrementan la vasodilatación arterial, mejorando la circulación sanguínea y disminuyendo la presión arterial.
  3. Ayuda a reducir el riesgo de padecer diabetes: Varios estudios han confirmado que el aceite de oliva virgen extra mejora de forma notable la sensibilidad a la insulina, reduciendo así el riesgo de sufrir diabetes tipo II y protegiendo de la inflamación de los vasos sanguíneos.
  4. Ayuda a reducir el riesgo de sufrir Alzhéimer: Según los resultados aportados en un estudio realizado con ratones, una sustancia presente en este alimento elimina las placas beta-amiloides, que se acumulan en el cerebro y aumentan el riesgo de sufrir enfermedades neurodegenerativas como el Alzhéimer.
  5. Propiedades antienvejecimiento: Mantiene la piel hidratada, suaviza las arrugas y las líneas de expresión y proporciona brillo a la piel.
  6. Protege el aparato digestivo: El aceite de oliva virgen extra, al ser un ingrediente 100% natural cuida la salud del aparato digestivo, y actúa como escudo protector ante determinadas enfermedades como la gastritis. Además ayuda a combatir el estreñimiento, por tener un suave efecto laxante, y mejora la absorción intestinal de los nutrientes.
  7. Es antiinflamatorio y ayuda a adelgazar ya que forma una especie de película protectora sobre la pared gástrica, mejorando la absorción de nutrientes tales como el calcio, magnesio, zinc, y vitaminas del grupo B.
  8. Además contribuye al buen funcionamiento de hígado, vesícula biliar, y páncreas.
  9. Contribuye a una correcta mineralización de los huesos, y a su desarrollo, por lo que es uy importante, que tenga presencia en la dieta de los niños durante el crecimiento, y también en la de los adultos para limitar la pérdida de calcio que se produce durante el envejecimiento, y que puede desembocar en enfermedades como la osteoporosis.
  10. Desempeña un papel protector frente al estrés oxidativo celular por su elevado contenido en antioxidantes fenólicos, como la vitamina E.
  11. Aumenta la longevidad, al reducir las muertes por enfermedades cardiovasculares y cáncer. Está demostrado científicamente una menor incidencia de determinados tipos de cáncer en países mediterráneos (los principales consumidores de aceite de oliva) en comparación con países del Norte de Europa y Estados Unidos. Es lo que ocurre, por ejemplo, con el cáncer de mama, relacionado con el consumo de grasa saturada de origen animal.
  12. Facilita perder peso, debido a la oleiletanolamida una que se sintetiza en el intestino a partir del ácido oleico y que tiene un conocido efecto saciante. Sin olvidar una reconocida acción antiinflamatoria, gracias a un compuesto orgánico denominado oleocantal, probado con resultados muy exitosos en tumores del tracto digestivo".



Calidad del AOVE

Mientras mayor es la calidad del AOVE mayores son sus beneficios, el AOVE ideal debe ser de alta calidad, virgen extra y de primera presión en frío, cuanta más calidad, más riqueza en polifenoles y nutrientes.


Recomendaciones de consumo

Es muy importante un consumo habitual y continuado de AOVE en nuestra alimentación, tanto para mayores como para niños. El ideal sería tomar un mínimo de 4 cucharadas soperas por día .

Más ventajas del AOVE

Se van descubriendo nuevos beneficios, recientemente se ha demostrados que esa dosis de ingesta diaria de AOVE implica:

  • menor riesgo de sufrir cáncer de mama,
  • menor riesgo de sufrir alzhéimer
  • menor riesgo de sufrir fracturas óseas.
  • Pese a que se compone casi del 100% de grasa, no se le relaciona con un aumento del peso corporal, más bien al contrario: contribuye al mantenimiento del mismo.
  • Su alto contenido de ácidos grasos monoiinsaturados (AGMI), de los cuales el más importante es el oleico, los tocoferoles que contiene, de los cuales la vitamina E es el más activo biológicamente, aportan un gran poder antioxidante".
  • Además, el AOVE es el único alimento que sirve para la conservación de otros alimentos debido mayoritariamente a los compuestos.

Así pues el aceite de oliva de cualquier variedad aporta varios beneficios a la salud dado su perfil lipídico rico en ácidos grasos monoiinsaturados. Sin embargo, se ha demostrado que el aceite de oliva virgen extra en particular es la variedad que mayores beneficios ofrece para la salud. Y esto gracias alos polifenoles (antioxidantes) que representan una pequeña fracción en su composición pero protegen nuestras células de la oxidación.


CONSUMO

  • En crudo: aliños para verduras y hortalizas, con pan, para regar un pescado cocinado, para dar más sabor y jugosidad a alimentos que carecen de ello.
  • Cocinado: sofritos, frituras -resiste más ciclos de fritura que otros aceites-
  • Para Repostería

Un comentario para "Aceite de Oliva Virgen Extra"

#1708 Fabiola Poblete Gil el (30-01-2020 18:02:50)
Muy interesante!!! Está claro que tenemos que consumir AOVE. Tenéis un catalogo con productos de muy buena calidad. Gracias por esta información.

Deja un Comentario

Tu email no será publicado