El aceite de oliva se mete en la coctelera

Ya sabemos los ingredientes típicos de cualquiera de los cocteles que más nos gustan o consumimos. Pero en los últimos tiempos también se han incorporado con fuerza productos más propios de la cocina sólida, como el aceite de oliva.

Una tendencia que el sector, muy volcado en la puesta en valor del oro líquido virgen extra, está acogiendo con entusiasmo., el poder aromático del oro líquido español brinda nuevas opciones a los 'bartenders'.

En el último @salóndegourmets pudimos disfrutar del taller de coctelería que organizó la Interprofesional del Aceite de Oliva, mostrando numerosas creaciones en las que nuestro "oro líquido" se trata como lo que es, un zumo de frutas, en este caso de aceitunas.

Para elaborar los cócteles, además, se usaron las cuatro variedades más abundantes en España: arbequina, cornicabra, hojiblanca y picual. Pero la que goza de más aceptación, gracias a sus aromas frutales y al hecho de que no resulta excesivamente amarga ni picante, es la arbequina.

"La coctelería healthy está resurgiendo, dice Eduardo Barrios, bartender de Wine Cocktail Masters. La gente te pide cosas con menos azúcar y menos alcohol, pero el aceite hay que usarlo con cabeza", explica Barrios. "Yo no lo mezclaría con bebidas gaseosas, por ejemplo".

Sí se integra muy bien con la ginebra al someterlo a una técnica de fat wash [una especie de infusión en frío], pero también se puede mezclar a presión, introduciéndolo en un sifón, o incluso emulsionarse (como una mahonesa). "El aceite sirve para potenciar sabores y la manzana le va muy bien, igual que todos los ácidos, pero si te huele a tomate, ¡échale tomate!", sentencia el bartender.

Como siempre, lo mejor de las cosas es disfrutar creando y probando, ¿a qué esperas?